Alfonso Mateo

En el colegio zaragozano de Corazonistas todo el mundo vinculado al balonmano siente una gran veneración por Alfonso Mateo. En el colegio del Paseo de la Mina este ilustre aragonés está considerado casi como un papa. Con 78 años, ahora tiene muchas dificultades para poder andar. Pero la cabeza le sigue funcionando como un reloj suizo. “En 1947 se empezó a jugar al balonmano en el colegio. Recuerdo que teníamos un campo de tierra con piedras al lado del río Huerva. Las porterías estaban marcadas en la pared”, recuerda Mateo.
Por aquellos años son inolvidables los duelos de Corazonistas con Jesuitas. “Competíamos al balonmano 11. Todavía no existía el balonmano siete. En los años 50 era un deporte de guante blanco. En los 60 empezó el contacto hombre contra hombre y ahora hay partidos en los que se permiten verdaderos estacazos”, indica.
Con los años llegaron los legendarios duelos con Maristas, el eterno rival. Mateo comenzó a jugar a los 14 años. También fue árbitro, directivo y técnico. Nada menos que 64 años ligado a este deporte. “Corazonistas y Maristas éramos rivales en el campo y amigos de toda la vida en la calle. Tras el partido nos tomábamos unas cervezas”, explica. Como técnico Mateo lo consiguió casi todo. “En mi época ganamos el Campeonato de España alevín y no dejamos de ganar hasta juveniles siendo campeones de España ganando al Alicante y terceros del mundo en el año 82”, dice. (artículo de El periódico de Aragón)

VII Edición

IX Edición

XIV Edición

XV Edición

XVI Edición

XVII Edición

 

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  • Temporada
  • Campus Pablo Hernandez
  • Torneos